EL BALONCESTO FEMENINO NO EXISTE – Esteban Novillo

Nos han mentido desde pequeños. A todos. Unos cuando van creciendo hemos decidido no creernos esa mentira llamada ‘baloncesto femenino’ que siguen vendiendo. Ni nos gusta, ni lo vamos a defender ni se puede defender… ¡a ver si nos enteramos!

El BALONCESTO es BALONCESTO. Habrá un equipo con jugadores más altos o más bajos, mejores o peores, más trabajadores o menos y todas las variantes que podamos manejar pero diferenciar baloncesto masculino y femenino es el primer error que cometemos. Eso sí, el ‘apellido’ solo se lo ponemos a las chicas. ¿Por qué?

Casi es mejor no repasar las frases que se pueden oír sobre equipos en los que las protagonistas son ellas y, en lugar de reivindicar o protestar, hay que arremangarse y ponernos TODOS manos a la obra, solucionando primero el problema. No hay baloncesto masculino y femenino y no hay entrenadores de masculino o de femenino.

Formar perfiles de entrenadores según el sexo que entrenan: ERROR.  ¿Alguien enseñó a Maya Moore, Sylvia Fowles o Elena Delle Donne a tirar diferente por ser mujeres? Las enseñaron a jugar al baloncesto y todo lo que ello lleva en la mochila.

La técnica individual con la que enseñamos a las niñas desde pequeñas es LA MISMA, porque enseñamos EL MISMO JUEGO…nada cambia. La táctica ES LA MISMA, los valores SON LOS MISMOS. En definitiva, todo ES IGUAL porque es BALONCESTO. No hay que pedir igualdad porque ya existe, tenemos que trabajarla. Y el que varíe el CONTENIDO que enseña (o los que permiten que se haga) por entrenar niñas o, más adelante, mujeres…que se replanteen el daño que hacen al juego que tanto queremos.

Un buen gestor de grupo, entrenador, ayudante, delegado, preparador físico, fisioterapeuta, psicólogo, utillero, médico, jefe de prensa,… ¿no será igual de bueno y válido entrenando chicos (u hombres) que chicas (o mujeres)?

Por todo esto (y mucho más), digo de nuevo: el baloncesto femenino no existe, dejemos de menospreciar a los equipos o tratarlos de otra manera o, incluso, a hacer discriminación positiva por ser ‘baloncesto femenino’. Es BALONCESTO.

P.D.: He elegido de foto el equipo Junior A femenino de Davor Matkovic y Santi Maeso (temporada 2017/2018, equipo séptimo clasificado en el campeonato de España U18) como prueba de entrenadores que creen en la FORMACIÓN del jugador, sin importar si entrenan un equipo femenino o masculino.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esteban Novillo Peláez
Periodista
Twitter: @EstebanNovillo

MOTIVOS POR LOS QUE JOTA CUSPINERA SE ASOCIA