ENTRENADORES FANTASMA – Esteban Novillo

Les pedimos humildad y trabajo a nuestros jugadores y los primeros que incumplimos, al menos, el primer punto…somos nosotros, los entrenadores.

Las conversaciones con entrenadores hablando de otros equipos que no son el nuestro se terminan convirtiendo en un apaleamiento al entrenador del equipo que sea. O cuidado con el que te suceda en el cargo de ‘Head Coach’, porque dirá que el anterior no tenía ni idea, que sus jugadores técnicamente están muy verdes y que no saben jugar a nada.

¿Es que nadie trabaja bien? ¿O nos queremos demasiado a nosotros mismos? Pregunta, escucha y aprende de todos, tanto del entrenador de primer nivel en cantera como del que entrene un equipo de liga municipal. De todos podemos aprender algo.

Este verano tuve la suerte de estar una semana en Senegal colaborando en el Campus de Moussa Diagné. Cuando el sol caía y después de una jornada de una paliza impresionante, calor,… un grupo de entrenadores nos sentábamos a ver los entrenamientos de los equipos que les tocaba entrar a pista una vez terminábamos las actividades del Campus. Una hora, dos horas, tres horas de entrenamientos…

Mi reconocimiento por ellos, junto a los que me sentaba y analizábamos los entrenamientos del equipo de primera división de la ciudad. De todos se aprende y de cualquier baloncesto nos podemos enriquecer. A final de cuentas, todo es baloncesto.

Les pedimos a los padres de nuestros jugadores que no juzguen al equipo y a sus hijos por lo que ven en los partidos. ¿De verdad vamos a poder sacar nosotros conclusiones y atizar el trabajo del cuerpo técnico viendo un sábado o domingo un partido de cualquier equipo?

No creo en eso. Si quieres crecer, pregúntate por qué ese entrenador ha realizado ese planteamiento o por qué su equipo va en una dirección. Y si hay algo que no entiendes, baja al terminar el partido y habla con el entrenador. Hasta si tienes tiempo, pide ir a ver algún entrenamiento para ver cómo trabaja.

No queremos padres tribuneros, pero se llenan las gradas de entrenadores fantasma e inventores de este deporte. POCOS se pueden permitir dar lecciones… ¡humildad y trabajo!

Esteban Novillo Peláez
Periodista/Entrenador Baloncesto

 

LOS MOTIVOS DE JOTA CUSPINERA PARA ASOCIARSE: