Entrenadores y Psicología deportiva – Mario Paños

Entrenadores y psicología deportiva

No han salido concentrados, se han ido del partido, les falta motivación, no sé llegar a este jugador, el árbitro les ha influido demasiado… Es más que común escuchar en partidos y entrenamientos echar las culpas a factores psicológicos, y muy probablemente estéis en lo cierto.

Pues bien, los factores psicológicos influyen en el desempeño deportivo de vuestros jugadores. Es natural pensar que un tiro libre vaya a ser fallado si el jugador no está acostumbrado a la presión de una grada maleducada, por ejemplo. Es muy común ver a jugadores con una preocupante falta de motivación, o equipos en los que la cohesión grupal y el trabajo en equipo brillan por su ausencia.

Todos estos conceptos, y más, pueden ser trabajados profesionalmente mediante una disciplina: la psicología deportiva. Siempre que tengáis un problema en el equipo o individual (incluso con vosotros mismos como entrenadores), y vuestra intuición os diga que puede ser por alguna cuestión más mental que puramente de baloncesto, realmente os aconsejo acudir a la ayuda de un psicólogo deportivo.

Pero entonces… ¿un psicólogo deportivo sólo trabaja con problemas? Nada más lejos de la realidad.

Por desgracia, si escuchamos la palabra “psicología” o la frase “ir al psicólogo” enseguida nos vienen a la cabeza conceptos como “locura”, “problemas” y nos preocupamos. Pero pensemos por un momento las diferentes partes que tiene nuestro jugador, e incluso vosotros mismos como entrenadores.

Por un lado, seguro que dedicáis muchas horas a trabajar la TÉCNICA (bote, entrada, finta, tiro…). Adaptado por supuesto a cada edad, pero muchos minutos del entrenamiento se van a la TÁCTICA, trabajando sistemas, salidas de presión, defensas… Por supuesto en el entrenamiento de pista, pero en especial con vuestros preparadores físicos trabajaréis el FÍSICO, siempre será mejor un jugador fuerte y rápido.

Falta una pata de la mesa. La cabeza. ¿Cuántos minutos semanales dedicáis al entrenamiento mental?

Al igual que no hace falta que exista un problema en cualquiera de las tres patas de la mesa (técnica, táctica y físico) para que los jugadores vayan a sus entrenamientos semanales, no hace falta la existencia de un “problema” psicológico para que el deportista aprenda a usar su cabeza. Aspectos como la regulación emocional, la comunicación, la motivación, estar atento y concentrado en la tarea… Todas estas cosas, y más, se pueden trabajar en beneficio del deportista, sin la necesidad de que exista un déficit, simplemente para potenciar. Igual que siempre se puede mejorar, por ejemplo, el porcentaje de tiro (entrenamiento de la técnica), se puede mejorar, por poner otro ejemplo, que vuestro jugador sepa jugar bajo la presión de un marcador igualado.

Por ello existimos profesionales especializados en trabajar la cabeza de vuestros deportistas (y de vosotros mismos). La mejor forma será estar a pie de pista con vosotros. En el Centro de Psicología Aplicada al Deporte de la Universidad Autónoma de Madrid estamos en la actualidad en varios Clubes de la Comunidad de Madrid, y si nos veis algún día, estaremos en zapatillas en un banquillo, probablemente al lado de un entrenador, y seguro que hablando con algún jugador. Esa es la mejor forma sin duda para poder trabajar la cabeza.

Aprovecho para desear a la AEBCAM toda la suerte y éxitos para representaros, y ponerme a vuestra disposición por si quisieseis poneros en contacto conmigo.

Nos vemos en las canchas, un saludo

Mario Paños Gómez

Psicólogo Deportivo responsable de las Áreas de Psicología Deportiva en CB Tres Cantos y CB Las Rozas

mario.pannos@inv.uam.es / 626 77 20 99

LOS MOTIVOS DE JOTA CUSPINERA PARA ASOCIARSE: