Planificación de una pretemporada y en qué nos basamos para determinar nuestra forma de juego – Freddy Enguita

En primer lugar quiero agradecer a Moisés que haya pensado en mí para poder compartir lo poco que sé con vosotros. Y como dice mi amigo Jota Cuspinera, no pretendo sentar cátedra con nada de lo que digo, sino compartir lo que yo entiendo en determinadas cuestiones y que esto sirva para que cada uno reflexione, cogiendo para su baloncesto lo que pueda aprovechar, desechando lo que no le valga o adaptando lo que pueda aprovechar en parte. Creo que esto hace que nos enriquezcamos compartiendo nuestros conocimientos con los demás, porque el día que pensemos que lo sabemos todo, estaremos bastante perdidos.

Cada uno de nosotros tenemos una idea de lo que necesitamos para realizar una pretemporada, pero no siempre nos encontramos en ese punto ideal y hay cosas que no dependen de nosotros.
– Cuándo dispondremos de la pista de juego o de cualquier otra pista, porque en muchos casos la instalación es municipal y no podemos empezar a entrenar cuando queramos.
– Cuándo estarán los jugadores, porque muchos están de vacaciones y no es posible poder contar con muchos miembros del equipo cuando a nosotros nos gustaría.
– Con qué material contamos.

En mi caso, y llevo bastantes años haciéndolo, intento dejar la plantilla cerrada lo máximo posible antes del periodo vacacional (la base del equipo mínimo). Para ello, el mes de junio, realizo entrenamientos en pista para confeccionar el equipo y empezar a generar hábitos que considero imprescindibles y que nos hacen ganar tiempo en la pretemporada. Finalizado este periodo de entrenamientos en pista, envío a los jugadores un mail para que realicen un trabajo físico, bastante básico, que nos sirve para que vengan con unos mínimos para poder empezar a entrenar a finales de agosto.

Si dispongo de pista desde el primer día que quiero empezar la pretemporada, realizo entrenamientos en pista sin hacer una parte específica de preparación física (durante la primera semana). Realizamos un buen calentamiento sin balón y trabajamos el tema aeróbico en pista.Le doy mucha importancia a la hidratación y estiramientos para evitar lesiones. La carga empieza a ser alta después de un tiempo sin trabajar con cierta exigencia (por eso es importante que el jugador tenga claro que el trabajo que se manda para el verano es fundamental para que luego no haya lesiones ante la exigencia pedida) y deberán entender que es un trabajo progresivo el que les pedimos donde es muy importante la regularidad en el trabajo y cuidar los pequeños detalles.

En la primera semana realizamos más sesiones de las que van a realizar durante la temporada (en mi caso, empiezo con 5 entrenamientos la primera semana). Para esta semana establecemos lo que es una estructura tipo de entrenamiento, empezando siempre con un calentamiento sin balón, metiendo una primera parte bastante aeróbica, haciendo un bloque importante de tiro, y trabajando cuestiones muy básicas que necesitaremos de cara a la temporada (1×1 para ataque y defensa, técnica individual SIEMPRE, toma de decisiones, posiciones defensivas, hábitos, conceptos de spacing, normas del balance defensivo,…)

Durante la temporada generalmente entrenamos 3 días haciendo cada día una sesión de preparación física y una sesión de pista. A partir de la segunda semana de pretemporada (que ya suele ser en septiembre y donde generalmente ya disponemos de los horarios que vamos a tener en temporada), empezamos a realizar las sesiones que haremos durante el año. Y mantenemos la preparación física durante todo el año, planificando qué trabajar cada día.

En la preparación física le doy mucha importancia a dos cosas: al trabajo de piernas, y a la preparación física-salud, es decir, fortalecimiento para evitar lesiones. Evidentemente trabajamos también el resto de aspectos, como la velocidad de reacción, agilidad, coordinación, fuerza,…

¿En qué nos basamos para ver a qué vamos a jugar? Por un lado aquí tenemos una disyuntiva entre lo que los entrenadores queremos, y por otro lado lo que nos marcan las características de nuestros jugadores. Mi opinión es que hay que conseguir un poco de ambas.

Es importante la filosofía del entrenador, pero también tenemos que intentar maximizar las capacidades y habilidades de nuestros equipos. Intento siempre premiar el trabajo, y por eso, intento que mis equipos siempre defiendan y corran. De esta manera conseguimos una forma de juego asociativa que es muy buena para el grupo. El que defiende, juega, y el que corre, anota. Además es un tipo de juego que implica una buena condición física y para ello el jugador entiende que si trabaja, siempre, tendrá su rol en el equipo.Además soy muy partidario del  protagonismo del jugador en la pista, por lo que nuestra misión es darle al equipo el máximo de herramientas necesarias para que luego su toma de decisiones sea la mejor posible. No soy un entrenador de muchos sistemas, sino de trabajar distintos inicios de movimientos (con una enseñanza de las distintas posibilidades que se pueden dar) para que después el jugador sea el que decida lo mejor en función de lo que pasa.

Espero que alguna idea os haya resultado de utilidad.

Un saludo compañeros.
Freddy Enguita
Entrenador superior desde 1997 y Técnico Superior Deportivo con especialidad de Baloncesto por el CSD
Director del Nike Camp Andorra 2006, 2007 y 2008
Director del Nike Camp Madrid 2009, 2010, 2011 y 2012
Entrenador desde hace 29 años

LOS MOTIVOS DE JOTA CUSPINERA PARA ASOCIARSE: