VALENTÍA – AC GREEN

Muchos años de observación y práctica avalan la teoría: No hay valentía, en general, entre los entrenador@s de formación.

Se busca el resultado ante todo. Se ponen medios de todo tipo orientados a ganar los partidos buscando trampas tácticas destinadas a buscar el fallo del rival olvidando los fundamentos básicos técnico-tácticos.

Las defensas zonales a partir de infantil se ven todos los fines de semana en multitud de campos de toda España. Defensas zonales sin ningún tipo de capacidad ni orientación formativa donde los jugadores se colocan y no hacen un trabajo básico de actitud defensiva orientada a la presión del balón y sus líneas de pase ni trabajo desde lado débil con un criterio y objetivo claros y conocidos.

Estas defensas zonales son perpretadas por entrenadores que tienen mucho trabajo de técnica defensiva individual con sus jugadores por delante que, malgastan, por lo que se ve, a cambio de explicarles malamente como situarse en el campo en este tipo de zonas sin sentido formativo.

En ataque, la distribución de espacios en muchos casos va orientado a buscar a los jugadores más habilidosos o determinantes, ninguneando la otra parte del campo de ataque donde “sitúan” en posiciones alejadas al resto para que separen del balón todo lo posible a sus defensores, sin ninguna intención de que participen en el juego de ataque. Son aclarados descarados que diseñan y generan a los jugadores top invitándoles a jugarse todos y cada uno de los balones que pasan por su mano. La inversión de balón, pues, brilla por su ausencia y, tácticamente, empobrece el juego de forma alarmante.

Esos equipos, por tanto, cuentan con jugadores con carta blanca para atacar sea cual sea la situación y compañeros que completan el quinteto y cuya única función pasa por defender. La brecha entre el nivel de ambos tipos de jugadores se agranda exponencialmente según avanza la temporada.

¿Cómo es posible que dos jugadores entrenados por el mismo entrenador, en el mismo equipo, misma temporada, mismas horas de entrenamiento, progresen de forma tan diferente?

La respuesta es clara. El entrenador limita a unos con su participación ofensiva, por lo que, pierden la sensibilidad y sensaciones de tomar decisiones en ataque y fomenta a otros con su licencia para atacar cuándo y cómo quieran. De ahí las diferencias en su progreso. Pierden unos por inacción y otros por pérdida de criterio en la toma de decisiones.

PIERDE el EQUIPO

Si esta sinrazón la completas con la diferencia de exigencia defensiva conque premias a unos y a otros, con objeto de proteger a tus jugadores top de faltas, te encuentras con un cóctel explosivo que, en categorías formativas, es mortal.

Estos entrenadores no son conscientes del daño que hacen en el progreso individual de sus jugadores.

Igual exageré un poco en todo lo expuesto. Pero no mucho. Lo veo todos los fines de semana en multitud de canchas.

Entrenadores sed VALIENTES. Perded partidos si ello supone ayudar al progreso individual y colectivo de los jugador@s. Soy consciente de que habrá críticas de padres, directivos, coordinadores y directores deportivos, pero…

MERECE LA PENA SIEMPRE

AC GREEN

LOS MOTIVOS DE JOTA CUSPINERA PARA ASOCIARSE: